L'informació present en el web no reemplaça si no que complementa la relació metge-pacient i en cas de dubte s’ha de consultar sempre amb el seu pediatra o metge de referència.

¿Por qué vacunamos a los niños del neumococo?

07-juny-2013

La vacuna del Neumococo, la más usada actualmente es la llamada Prevenar 13®, es una vacuna “opcional”, es decir que en Catalunya no está financiada por el CatSalut. Pero este “opcional” está entre comillas porque es una vacuna intensamente recomendada por los pediatras.

La vacuna Prevenar 13, contiene 13 serotipos de una bacteria llamada Neumococo, una de las bacterias más temidas que nos puede provocar enfermedades graves, como meningitis (que nos podría llevar a la muerte, o provocar secuelas neurológicas severas), y neumonías complicadas (asociadas a derrame pleural o abscesos pulmonares); y enfermedades menos graves, pero muy frecuentes que provocan mucha sintomatología dolorosa en los niños, con fiebre muy elevada, como las otitis y sinusitis y sus respectivas complicaciones.

No significa que al ponerle esta vacuna nuestro hijo no tenga más otitis o neumonías, existen muchos más virus y bacterias que las provocan, pero si podemos prevenir las complicaciones tan temidas de esta bacteria.

Este germen se encuentra habitualmente en la nariz y en la garganta, sobre todo de niños pequeños y algunos adultos, en los que hasta la mitad son portadores, o sea, que lo tienen y lo transportan aunque no les produzca enfermedad. La bacteria entra por la boca o la nariz y desde allí puede invadir el oído, el pulmón, la sangre o las meninges, y causar la enfermedad.

Los niños más vulnerables son los menores de 2 años debido a que su sistema de defensa frente a las infecciones no ha madurado lo suficiente para hacer frente a este tipo de gérmenes.

Algunos padres se plantean poner esta vacuna antes de entrar a la guardería, que es cuando el niño tendrá más contacto con virus y bacterias (de los otros niños). Es una reflexión adecuada pero, tenemos que tener en cuenta que el sistema inmune de los niños, mientras más pequeños sean, es más inmaduro y las complicaciones serán más graves. Además, como es una bacteria tan frecuente y muchos somos portadores, no podemos controlar adecuadamente las vías de contagio, así que al inmunizarlos desde los 2 meses de vida los protegemos y ya les damos anticuerpos preparados para combatir una futura infección. Esta inmunidad la iremos reforzando a medida que vayamos completando los refuerzos.

La eficacia de esta vacuna está, hoy en día, claramente demostrada. En España, a los 11 meses desde su introducción en el calendario sistemático en la Comunidad de Madrid (que ahora se ha retirado por motivos puramente económicos) el impacto observado ha sido de una reducción en las hospitalizaciones por enfermedad neumocócica invasora de un 43% en niños menores de 2 años y en casi un 35% en niños menores de 15 años de edad, según los últimos datos del Estudio Heracles. Así mismo, existen datos similares en Reino Unido, Alemania y Estados Unidos, que sí disponen de esta vacuna en sus calendarios vacunales.

Esta vacuna se pone en cuatro dosis a niños de dos a veinticuatro meses. La primera dosis se pone a los dos meses de vida; la segunda, a los cuatro o cinco; la tercera, a los seis o siete; y la cuarta, debe ser administrada cuando el bebé tenga entre doce y veinticuatro meses. Se pone mediante un pinchazo intramuscular (como todas las vacunas) y es muy bien tolerada por los bebés, ya que no suele provocar efectos adversos locales o sistémicos. Su porcentaje de inmunidad conseguida en los niños es de casi un cien por ciento.

En la consulta diaria de un pediatra, o en urgencias de un hospital, al examinar a un niño con fiebre, su actuación puede variar mucho dependiendo si están vacunados o no y más aún si tiene la vacuna del neumococo o no y su actuación pueda ser más o menos agresiva al sospechar una meningitis o una bacteriemia oculta o neumonías producidas por esta bacteria al no estar los niños vacunados (con mayor posibilidades de tener que realizar analíticas o otros pruebas también invasivas y dolorosas).

Así que nuestro consejo es que hagan una buena inversión en esta vacuna.

Más información en: 

http://www.guiainfantil.com/blog/846/prevenar-13-nueva-vacuna-contra-la-neumonia.html

http://vacunasaep.org/search/node/prevenar

  Dr. Tatiana Valencia i Dr. Jordi Fàbrega