L'informació present en el web no reemplaça si no que complementa la relació metge-pacient i en cas de dubte s’ha de consultar sempre amb el seu pediatra o metge de referència.

Mi niño no puede dormir, ¿que puedo hacer?

23-setembre-2013

El insomnio de conciliación es el problema más prevalente en relación con el sueño en las épocas de lactante y preescolar, se estima que entre un 10 y un 30% de los niños lo padece. Se define por la dificultad que tiene el niño para iniciar el sueño sin la presencia de sus padres y los frecuentes despertares nocturnos.  El niño rechaza ir a dormir y necesita estimulación, objetos o un cierto entorno para iniciar o volver al sueño.

La situación se complica cada vez más por las demandas crecientes del niño, que no sirven para mejorar la cantidad ni la calidad de sueño del niño ni de su familia. Además,durante el día se produce irritabilidad y gran dependencia de sus cuidadores.

La causa de este trastorno es la adquisición deficiente del hábito de sueño, que puede establecerse a partir de los 5-6 meses (maduración del núcleo supraquiasmático y adquisición del ritmo circadiano vigilia-sueño, ayudado por estímulos internos y externos, como la luz).

Para que este problema se pueda prevenir se deben proporcionar a los lactantes o preescolares unos hábitos de sueño adecuados:

  • Horarios regulares para dormir: tratar hacer una rutina y una hora fija para ir a dormir.
  • Rutinas de sueño: Descubrir que relaja al niño antes de dormir, bañarlo, hacerle un masaje, leer un cuento, música relajante, etc.
  • Poner al niño a la cuna despierto o adormilados, pero no dormidos, porque es importante que puedan aprender a dormirse solos.
  • Temperatura, luz y nivel de ruido de la habitación: debería ser templada, oscura y tranquila.
  • Habitación destinada a dormir.
  • Ejercicio físico: bueno durante el día, pero evitarlo a últimas horas de la tarde antes de ir a la cama.
  • Horarios académicos, sociales o de ocio: minimizar interferencias con el horario de sueño.
  • Restringir los aparatos electrónicos de la habitación a la hora de ir a dormir (televisión, ordenador, teléfono móvil).
  • ¿En qué piensa el niño cuando trata de dormir?¿Miedos específicos? Hablar y explicar sobre sus temores y miedos          

La evolución natural del trastorno por hábitos incorrectos es hacia la persistencia en el deterioro del sueño que, junto con la dificultad para dormir solo y los despertares, a partir de los 5-6 años se manifestará también con síntomas durante el día como somnolencia, fatiga, dificultades para la concentración y alteraciones del humor.

Aquí os hemos expuesto algunas normas generales, si se quiere ampliar los consejos para determinadas edades pueden consultar las siguientes páginas web adjuntas que le darán más información.

http://www.spapex.es/pdf/trastornos_suenyo.pdf

http://kidshealth.org/parent/en_espanol/general/sleep_esp.html#