L'informació present en el web no reemplaça si no que complementa la relació metge-pacient i en cas de dubte s’ha de consultar sempre amb el seu pediatra o metge de referència.

¿Cómo conservar la leche materna?

14-octubre-2015

Ya hemos hablado otras veces sobre los múltiples beneficios de la alimentación con leche materna para los bebes. No obstante, hay ocasiones, sobretodo cuando se trata de conciliar la vida familiar con la laboral, en que es imposible estar todo el día con el bebè. Por eso queremos, en esta entrada, revisar como hacer la extracción de la leche para su uso posterior y que ésta pueda ser utilizada cuando las circunstancias impiden que estes con tu bebé.

Hay 2 formas para extraerse la leche, ya sea manualmente o con la ayuda de un sacaleches, requiere práctica y su efectividad tiende a aumentar con el tiempo. La clave para lograr extraerse la leche es conseguir duplicar el reflejo de eyección, es decir la salida de la leche. A más leche extraida, mas producción de leche. O sea, no os desaniméis, ya que veréis que progresivamente aumenta la cantidad de leche extraida.

Una vez extraída, esta leche puede conservarse un determinado tiempo, en función de como sea su almacenamiento. Así tenemos:

CALOSTRO (leche que producimos los primeros días de vida del bebé):

  • A temperatura ambiente (27 - 32 grados): de 12 a 24 horas

LECHE MADURA (leche que producimos a partir del 3r-4o día del nacimiento) 

  • A 15ºC: 24 horas
  • A 19-22ºC: 10 horas
  • A 25ºC: de 4 a 8 horas
  • Refrigerada entre 0 y 4 ºC: de 5 a 8 días

Si la queremos utilizar pasado más tiempo, debemos congelar la leche, con lo que los tiempos de conservación serían: 

  • En un congelador dentro de la misma nevera: 2 semanas
  • En un congelador que es parte de la nevera pero con puerta separada (tipo combi): 3-4 meses.
  • En un congelador separado, tipo comercial con temperatura constante de -19 grados C: 6 meses (o incluso más).

Para congelar la leche se deben utilizar envases de plástico duro o vidrio apto para alimentos.

Luego para calentarla, debemos descongelarla y calentarla bajo agua tibia corriente o sumergiéndola en un recipiente con agua tibia. No debemos dejar que hierva la leche y, muy importante, nunca debemos calentar la leche materna en el horno microondas.

Podéis ampliar esta información en la web de la liga de la leche, donde encontraras otros consejos importantes.

 

Dra. Tatiana Valencia i Albert Font